ESCUELA DE PADRES

“Las catedrales son un modelo de paciencia en su construcción: se diseñan con la ilusión de una ciudad y se construye con la paciencia de un pueblo; terminan siendo un proyecto hermoso y el orgullo de la ciudad.

La educación de un hijo, tiene mucho parecido con la construcción de una catedral: necesita entusiasmo y paciencia”.

¿Qué es una Escuela de padres?

“Nos educamos para educar”. Este podría ser el lema de esta tarea. No se trata de impartir unas enseñanzas a nuestros hijos, sino de capacitarnos para acompañarles en el proceso de crecimiento personal y de madurez en la fe. Los alumnos somos nosotros, los adultos, para poder ser padres y “maestros”. Es la preocupación por nuestros hijos, lo que está en el centro de nuestros esfuerzos, de nuestras reuniones, y de los temas que tratamos y el diálogo que nos enriquece.

“Es una escuela de padres cristianos”. Por ello, en la base de nuestras respuestas educativas, hay una visión integral de la persona humana, fundamentada en los valores cristianos: queremos que nuestros hijos crezcan como personas y como cristianos.

Acompañar a nuestro hijos en su proceso de madurez

La Escuela de padres (E.P.), que comienza con la Catequesis de Infancia de los más pequeños, promueve actividades para continuar acompañando a los adolescentes y jóvenes en su crecimiento como personas y su proceso de madurez en la fe cristiana.

Para ello, se imparten cursos sobre educación afectivo-sexual para preadolescentes y jóvenes (Teen Star), se programan actividades: campamentos, convivencias, participar en la Jornadas Mundiales de la Juventud, experiencia de oración en Taizé (Francia). Todo ello, coordinados con la Delegación diocesana de Juventud y participando en los encuentros diocesanos.

Recuerda:

Cómo serán las reuniones

El ritmo de  nuestros encuentros serán los miércoles (1º y 3º), de 18:30 a 19:30, mientras nuestros hijos están en la Catequesis.

Temas de este curso

  1. ¿Estoy educando bien a mis hijos? Educar en la fe. La familia como “hogar y escuela”.
  2. Dialogamos con los hijos o simplemente miramos juntos (al tv).
  3. Papá ¡ponme límites! Estilos de autoridad, conveniencia de las normas.
  4. Papá, quiero navegar en internet. ¡mamá, cómprame un móvil!
  5. Mamá, no sé qué quiero hacer después.
  6. Hablar a nuestros hijos de Dios y hablar a Dios de nuestros hijos.

Los temas serán tratados de forma sencilla. Se entregará un guión y unas hojas para leer en casa y dialogar en el matrimonio y, en su caso, con los hijos.

Dirigido especialmente a los padres de los niños de Catequesis, está abierto a todos

¡Estás invitado!